UNITARIO DIVERSO

-Aunque no se aprecie, vivimos el momento en que lo Unitario y lo Diverso se están enfrentando.

Lo Unitario, de ideas trazadas y enviadas a través de un manual de uso interno, que obliga a quien pertenece al grupo a pensar, vivir, actuar… de una forma concreta y con unos objetivos prefijados, con un claro mensaje de TODO O NADA. O estás dentro o te congelas fuera.
A pesar de eso se tiene que reafirmar através de lo diverso, que conociendo su existencia lo afirma a la vez que lo niega. Aunque sea por oposición, hace patente su existencia y la tentación a entrar dentro del universo ûnico de lo unitario, el que pretende agrupar todo sin ceder en su libro de ruta prefijado.
Lo unitario está representado de manera especial por los partidos políticos, donde a sus bases les basta alimentarse de consignas para no tener dudas; buena parte de la gente se agrupa a su alrededor, porque de esta forma se sienten menos desorientadas, menos perdidas a la hora de buscar respuestas a las preguntas diarias. La tranquilidad que da tener las respuestas predigeridas hace que lo unitario cobre fuerza.
Pero no sólo ahí, también en los sectores económicos y productivos prevalece la idea única, la solución única, que de la sensación en todo momento que “SE HACE LO QUE TOCA”, porque así se oculta lo que se ignora y se evita la búsqueda de otras respuestas.
Por no hablar de las religiones, donde manda lo UNICO, lo unitario, lo que comprende todo, la forma de pensar, de relacionarse, de follar, de procrearse, de morir, de perdonarse… que bien, un compendio úico para vivir y salvarse, ¿Quien da más?

Lo unitario manda.

Lo diverso, que carece de un manual estructurado con puntos y comas, que funciona en mil direcciones a la vez, con mil inquietudes y batallas diarias que librar; que confluyen desde sitios distintos y se agrupan en momentos concretos para acciones determinadas.
Esta diversidad tiene el caracter de una torrentera, momentos de avenidas violentas que preceden a otros donde el cauce aparece seco, la diversidad tiene que oponerse por sistema a lo unitario, ya que le haría perder su caracter impredecible, aunque incluso su caracter diverso no pueda tener esa realizacion de oposición a lo unitario como propio.

Lo diverso, que somos cada un@ de nosotr@s,
que coincidimos,
nos separamos,
nos retorcemos,
nos buscamos,
compartimos,
nos negamos,
nos derrotan,
nos levantamos,
les señalamos con mil dedos, cada uno de  una mano, de un cuerpo,
con mil ideas, mil dignidades, cien mil ¡OS HEMOS CALADO!

La diversidad no puede perpetuarse como tal, porque eso significa su origen, pero tambien su aniquilación, lo que deriva en un ser o no ser -desasosegante- en continua fricción.
Lo diverso está en los grupos en la calle, de orígenes y planteamientos dispares, que a veces llegan a la misma conclusión y otras veces no, buscando respuestas fuera de lo establecido, cuestionando lo que se hace u omite, manteniendo vivo el debate de que las cosas se pueden hacer de otro modo. Porque este es un debate abierto, plural y del que nadie sabe el resultado, por su propio origen y desarrollo.

Sin organización ni cohesión no es posible la sociedad, pero la sociedad es un montaje unitario, pensado para uniformizar a la población con el mensaje que sea: raza, país, religión, sentido de la propiedad, valores morales y forma de funcionar, como un engranaje bien engrasado que se perpetúa a sí mismo, sin que sea posible el debate de cambiar el funcionamiento, porque todo está integrado en que debe ser así y no de otra forma. Sin élites, sin estructuras de poder, no existiría lo unitario, pero ¿Podría existir la sociedad?

Si, probablemente sin UN Mundo no sería posible la existencia de múltiples mundos, aunque UN Mundo y múltiples mundos tengan imposible vivir en armonía, existe la diversidad hasta sensorial: Dominantes y dominados, en los conflictos y en su forma de manifestarse, una relación de imposible síntesis que se perpetúa en el tiempo.

Al final aparece la simplificación: El sentido unitario de la propiedad <==> Contra el sentido diverso de la libertad en continuo conflicto.

Todavía nos queda…
Derrotar la soberbia,
aislar la injusticia,
aclarar las ideas,
agrupar lo disperso,
tumbarnos en la acera;
Destripar los sucesos,
desperezar las conciencias,
abrirme tú los ojos,
cerrarte yo las venas,
respirar estas calles,
y esta unión, y esta fuerza,
acabar yo este escrito,
joderles tú la fiesta.

Quiero vivir tan sólo
para asistir al día
en que te de yo mis ojos
y mis sueños me devuelvas,
y escuchemos por las calles,
QUE LA VICTORIA ES NUESTRA

@pavlo_sa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s